viernes, 8 de enero de 2010

Es duro ser una chica, en cualquier lugar.

Hola.
¿Nunca se detuvieron a pensar que la gente ya ni saluda? Es muy triste como se van perdiendo las costumbres.
No importa.
Yo te voy a saludar.
Tengo mucha hambre ¿sabías?, comería coliflor. Es rico el coliflor, ¿no te parece?.
Eso espero.
Me cae mal la gente que no le gusta el coliflor.
You're just like a dream, los otros días soñé con mucha gente. No sé quiénes eran, ni qué hacían. Supongo que soñaban también.

Me gusta el trole bus, nocontamina, (seguramente por eso me gusta tanto). Hace unos tres días me subí a un trole y como no había asientos me fui para atrás, parada, justo al lado de la ventana porque hacía mucho calor y este no me gusta.
Pensaba en el viento cuando vi a un hombrecito que estaba sentado justo al lado mio, y me miraba. Lo empecé a mirar y me dejó de mirar (como si no me hubiera dado cuenta que me miraba).
Aprovechando que este corrió su atención hacia... hacia algo más, lo observé/re fiché/lookié/respiré/miré/olí/escuché/sentí/lejos/vomité(?), y noté que estaba sentado con las piernas cruzadas del todo, y una mano en su rodilla. Después noté que tenía el pelo como larguito y atado en una colita, pero al costado tenía rapado (así con toda la onda).
Unos borcegos hermosos cargaba el señor, y tenía puestos los auriculares, benditos auriculares.
Llamó mi atención durante un largo bien largo minuto, cuando el me miró a mí. OPIAMENTE miré para la ventana una vez mas, espiando cuando me dejaría de mirar.
Así me hice la boluda hasta que miró para otro lado, me paré justo al frente y lo olí y sentí muy fijamente: escuchaba música. Cantaba. Pero cantaba sin canción, movía la boca digamos (más tarde entendí que seguro era lady gaga).
La movía de una forma muy rara, de esas formas que te dan ganas de reirte un ratito, pero por educada no me rei.
Dejé de mirarlo porque un viejo se me paró al lado y estuve como peleando por la ventana un rato, viejo de mierda, quería que se baje ya! y no iba ni por la mitad de mi camino.
En fin, lo volví a vomitar(?), y este individuo, seguía cantando sin cantar, con su manera extraña, y me reí.
No pude más y me reí, me reí un rato mirandoló. Y me miró y descruzó las piernas y dejo de cantar.
Me reí más.
Me hice la "yo ni ahi te miro man" y agarré el celular. Cuando me di vuelta había cruzado las piernas otra vez, YA HABÍA CONFIANZA.
Creo que pasaron como quince o veinte minutos así. Me miraba lo miraba, me reia, no miraba, lo miraba, no me miraba, lo miraba, me miraba, me reia, cantaba, miraba, miro, arre, miraba más, lo mire, caballo, miraba, miro, mirasteis, y me miraba.
Hasta que pasó lo que tubo que pasar, mi circulo se cerró completamente y mis dudas (que no las mencioné antes, pero las tenia) se aclarecieron hasta desaparecer: agarró el teléfono y alto, bien alto empezó a hablar y hablar, parecía que con un amigo, como dos o tres fuimos los que nos dimos vuelta y nos miramos desconcertados:
Tremendo puto era.

2 comentarios:

  1. Mirá te la voy a hacer corta:

    Chau.

    ResponderEliminar
  2. Con lo de saludar me sentí identificado, y si de coliflor habláramos más que caerte mal me debés odiar. En cuanto al trole también me gusta porque es como un trolo pero no es trolo, entonces re copa. Y con respecto al puto también me copa (?) no pensándolo bien no, pero sino me cagaba el comentario así que ponele que si.

    ResponderEliminar